¿COMO VERIAS LOS SIMPSONS SI FUERAS DALTONICO?

¿Cómo verías Los Simpsons si fueras daltónico?

El daltonismo no es homogéneo, existen distintos grados según los colores que no se aprecien.

La falta absoluta de colores afecta a 1 entre 30.000 personas.

Imagínate no apreciar el azul, el rojo o el verde. Imagínate que por un momento el cielo cambiara a otro color o que las plantas no fueran tan verdes como normalmente se ven. Esta es la realidad que sufren aquellas personas que sufren algún tipo de daltonismo, que, aunque no lo creamos, les limita de sobremanera a la hora de elegir una profesión o en la comprobación del estado de determinados alimentos.

No obstante, el daltonismo no es una enfermedad homogénea a todos los pacientes que la padecen, pues existen varios grados. Una persona puede ser daltónica si tiene deficiencias en la percepeción alguno de los colores básicos -rojo, verde, azul-, pero también puede serlo si no percibe alguno o ninguno de ellos. A su vez, cada uno de estos grados tiene una serie de nombres científicos que identifican la patología.

En nuestra retina hay una serie de células denominadas conos y bastones que actúan en función a la intensidad de la luz que reciben.  De igual modo que los sensores de una cámara de fotos, estas células saben interpretar las longitudes de onda de la luz que les llega y las transforman. No obstante, pueden existir anomalías genéticas en los conos -encargados de interpretar los colores- que alteran su pigmentación y que envían señales equívocas al cerebro. Es en estos casos cuando se produce el daltonismo.

Los tipos son varios y se pueden clasificar en función a las alteraciones genéticas de los conos. Si mantenemos la percepción de los tres colores, es decir, lo normal en la mayoría de los humanos, nuestra percepción de una escena cualquiera de Los Simpsons sería la siguiente:

Sin embargo, si sufrimos ciertas deficiencias en alguno de esos colores, la cosa cambia un poco. Pensad que tuviéramos cierta deficiencia en el rojo:

O en el verde:

O en el azul:

Ahora imaginad que nos faltara la percepción total de uno de los colores, ¿qué cambio tan drástico, no?. Esta sería nuestra mirada si nuestros conos obviaran el rojo:

Si obviaran el verde:

 

Y esta si obviaran el azul:

En esta última versión del fotograma de la película de Los Simpsons, lo más seguro es que penséis: ¿si estamos obviando el azul, por qué aparecen tonos de este color? Pues bien, ocurre porque los bastones de un daltónico que no sabe lo que es el azul intentan interpretar la longitud de onda a través de los tonos más cercanos al azul de colores que sí tiene, en este caso, el verde.

También puede ocurrir que un daltónico sea monocromático, es decir, que solo alcance a ver un solo color del espectro total. En el caso más extremo también podría ocurrir que un daltónico no sea capaz de distinguir color alguno. La enfermedad se llama acromatopsia y según la Federación Española de Enfermedades Raras afecta a una entre 30.000 personas. Esto es lo que vería una persona con esta patología:

Obviamente, cada una de estas imágenes no son categóricas, ya que la visión de la realidad depende de la composición cromática de lo que el sujeto esté viendo.

Fuente: http://www.eslang.es

Deja un comentario