PROBLEMAS VISUALES DURANTE EL EMBARAZO

Un vientre en crecimiento no es el único cambio físico que se produce durante el embarazo. Tus ojos también cambiarán. A lo largo de tu embarazo tus ojos pueden experimentar sequedad ocular, problemas de visión y mucho más.

He aquí un repaso a las alteraciones más comunes de la visión que pueden surgir, sus síntomas y lo que puedes hacer al respecto.

 

  • PEOR TOLERANCIA A LAS LENTES DE CONTACTO Y SEQUEDAD EN LOS OJOS-Edema corneal. La sensibilidad corneal es un problema que suele presentarse en mujeres embarazadas junto con otros cambios en el tercer trimestre. Su causa puede estar relacionada con el ligero aumento del grosor de la córnea, lo que hace a ésta más sensible y que se irrite con facilidad.

CONSEJO: reducir el uso o suprimir las lentes de contacto si los síntomas persisten. Ten tus gafas a mano.

  • VISIÓN BORROSA DURANTE EL EMBARAZO– Cambios en la retina. Los problemas de visión o cambios en la retina pueden ser debidos a un problema ya existente, como es la diabetes.

CONSEJO: asegúrate de controlar tus niveles de azúcar en la sangre y consulta a tu médico especialista.

  • VISIÓN DISTORSIONADA– Coroidopatía serosa central. Es una fuga o una acumulación de líquido debajo de la retina. El líquido se filtra des de la coroides o la capa de vasos sanguíneos debajo de la retina.

      CONSEJO: consulta con tu oculista

  • VISIÓN DE TUNEL– Adenoma hipofisario. Es un tumor benigno de la glándula pituitaria, responsable de la secreción de hormonas. Esto puede causar problemas como acromegalia (hipersecreción de la hormona del crecimiento) o enfermedad de Cushing (hipersecreción de las hormonas corticoesteroideas).

CONSEJO: esta condición es muy rara, pero asegúrate de consultar a tu oculista si experimentas episodios de visión de túnel durante el embarazo.

  • TENSIÓN ALTA EN LOS OJOS– Glaucoma. En general la tensión del ojo tiende a disminuir durante el embarazo, posiblemente debido a los cambios hormonales del cuerpo. Esto puede ser beneficioso para algunas mujeres ya que los síntomas ya existentes de glaucoma tienden a mejorar.

CONSEJOS: disminuye la tensión del ojo. Al igual que con todos los medicamentos, los tratamientos para el glaucoma deben usarse con extrema precaución en mujeres embarazadas. Si tienes glaucoma asegúrate de programar una cita con tu oculista tan pronto como te quedes embarazada. Y a la inversa, asegúrate de que tu ginecólogo y obstréta  es consciente que tienes este problema.

Deja un comentario