ANISOMETROPÍA, UN GRAVE PROBLEMA PARA LA VISIÓN EN 3D

La anisometropía es el término empleado para definir la diferencia de graduación entre ambos ojos. Cuando es mayor de tres dioptrías, suele representar un grave problema para la visión binocular.

Los síntomas asociados son muy variables. Depende tanto del tipo como del grado de adaptación del paciente.

Normalmente casos de anisometropia miópica presentan visión borrosa monocular y pacientes con A. hipermetrópica suelen manifestar dolor de cabeza y síntomas astenópicos dependiendo del grado.

En menos del 1% de la población, se presenta una diferencia de graduación de 4 Dioptrías o más. La causa del diferente desarrollo de la refracción en ambos ojos no está clara. Sin embargo, es conocida la frecuencia familiar de estas afecciones, generalmente congénitas.

En las anisometropías, ambos ojos tiene un poder de refracción (cantidad de dioptrías) diferente. Estas diferencias de refracción pueden ser corregidas para cada ojo por separado, por ejemplo con gafas de lentes diferentes, solamente cuando es inferior a cuatro dioptrías.

Si la diferencia de refracción entre ambos ojos es igual o superior a cuatro dioptrías, el tamaño de las imágenes retinianas es tan distinto (aniseiconia) que el cerebro no puede fundirlas en una sola imagen y se compromete la visión binocular, por lo que hay peligro de que se desarrolle una ambliopía (baja cantidad de visión o de agudeza visual).

La aniseiconia (diferencia en el tamaño de las imágenes retinianas) no depende solamente del grado de anomalía de la refracción, sino también esencialmente de la forma de corrección óptica. Cuanto más cercana se encuentre la corrección óptica del ojo, menor será la alteración del tamaño de la imagen retiniana.

Mientras que con la corrección óptica por medio de lentes intraoculares prácticamente no aparecen diferencias en el tamaño de la imagen retiniana, cuando se emplean lentes de contacto se producen pequeñas y generalmente irrelevantes diferencias en el tamaño de la imagen. Sin embargo, la corrección con gafas con diferencias mayores de aproximadamente cuatro dioptrías produce una astenopía intolerable o visión doble.

Anisometropía: Tratamiento

Son generalmente congénitas y a menudo asintomáticas.  Los niños no se dan cuenta de que su visión es anormal. Sin embargo, hay una tendencia al estrabismo, pues las funciones binoculares no se desarrollan adecuadamente.

En la corrección con gafas debido a la aniseiconia no aceptable, los pacientes se quejan de sensaciones visuales desagradables, como la diplopia (visión doble).

La mejor opción de tratamiento en una anisopetropía es la compensación mediante lentes de contacto, ya que se reducen de manera considerable los síntomas que producen las gafas, y el cerebro recibe las imágenes de ambos ojos más igualadas.

Diagnóstico

Las anisometropías generalmente se descubren en exploraciones habituales, estableciéndose el diagnóstico a partir de la determinación de la refracción.

Es necesario compensar el defecto de refracción. A causa de la relevancia de la aniseiconia, las graduaciones superiores a cuatro dioptrías es mejor corregirlas con lentes de contacto, independientemente de la edad del paciente.

Deja un comentario